A principio de año la mayoría de nosotros empezamos con muy buenos propósitos pero al cabo de poco afloja la fuerza de voluntad y decae la disciplina.

Entonces nos entra la pereza, las excusas nos ganan la batalla y al poco tiempo se nos olvidan esos maravillosos propósitos que iban a cambiar nuestra vida.

Es cuando volvemos a las andadas y nada cambia. Nos sentimos culpables por autosabotearnos pero la desidia nos puede.

En este vídeo comparto contigo una sencilla y poderosa técnica de visualización que en menos de 5 minutos reactiva tu motivación, el verdadero motor para llevar a cabo esos cambios.

Espero que te sea de gran ayuda como lo es para mí. Y me encantará saber cómo te ha ido, puedes compartirlo en los comentarios.