Soy una gran defensora del poder del pensamiento positivo, pero creo que hay mucho malentendido al respecto y en este post quiero aclarar un punto que veo que si no se entiende bien puede hacer bastante daño: El pensamiento positivo no es sólo enfocarte en lo positivo o el lado bonito de las cosas. También requiere de honestidad brutal y ser consciente de las cosas que no te gustan de tu vida. Porque si no puedes caer fácilmente en la trampa del autoengaño.

La verdad que te libera

Es importante darte permiso para ser consciente de que algo no te gusta. No hay nada malo en ese reconocimiento honesto. Está bien decir que eso no me gusta (mi trabajo, mi situación de pareja, mi sobrepreso…), que no soy feliz con eso en mi vida.

Aunque por un lado pueda parecer doloroso, el hacerlo te da alivio. Porque muchas veces ese reconocimiento es algo que hemos estado reprimiendo, al menos parcialmente. Hasta ese momento lo que hemos hecho es decirnos «como no puedo hacer nada al respecto, más vale que no le preste atención, que no me enfoque en lo negativo».

Y aquí está el gran malentendido del pensamiento positivo tipo «no te enfoques en lo negativo, enfócate en lo positivo»: lo negativo no se va simplemente por no prestarle atención. Dedícate a pensar sólo en positivo y vuelve en un año a ver si algo ha cambiado. Algunas cosas quizás pero otras no. Veo a muchas personas que lo intentan y como no les funciona se culpan. «¿Hay algo mal en mí que hace ésto no me funcione?»

El pensamiento positivo del autoengaño

Enfocarte sólamente en lo positivo de manera indiscriminada no es tomar conciencia sobre lo que te está pasando realmente. «Estoy bien, todo está bien. Soy feliz. Todo es genial.»  Cuando hay algo que rechina en tu realidad y dices éso te estás manteniendo atrapado. Ser auténtico, decir la verdad significa también mirar y aceptar cuando estás sobre una pila de mierda. Si eres honesto no puedes decir «Umm, qué bien estoy aquí».

 

La fórmula de la verdadera felicidad

Si quieres ser feliz enfócate en lo positivo pero no te autoengañes ignorando lo que no te gusta de tu vida. Porque entonces nunca lo podrás cambiar. Enfócate en positivo pero no ignores lo negativo.

Ser feliz= enfocarse en positivo sin ignorar lo negativo que quieres cambiar.

Si yo no quiero estar sobre una pila de mierda tendré que aceptar que estoy sobre ella. Porque hasta que no te das cuenta de dónde estás y de cómo te sientes realmente sobre ello, no lo puedes cambiar. Es como intentar decirle a tu gps que te lleve a un destino sin querer indicarle dónde estás realmente.

 

¿Para qué sirve lo negativo en mi vida?

Las manifestaciones negativas sirven para crear contraste. Nos ayudan a definir mejor lo que queremos. Aprendemos de las experiencias negativas, de nuestros “fracasos” para tener cada vez más claro lo que sí queremos y permitir que venga a nosotros.

Pero mientras dices «uhmm qué rica esta caca», le estás diciendo al Universo que quieres más de eso. Si eres honesto y te dices:

 «No me gusta para nada esta situación, acepto que ha llegado a mi vida por un motivo, para que cambie algo en mí, pero esto no lo quiero. Quiero esto otro en su lugar.» 

Ahora es cuando estás iniciando el cambio.

Ésto para muchos puede parecer que no sirve para nada, pero sí que sirve y mucho. Ese ejercicio interior de reconocimiento y de cambio de enfoque empieza a mover los hilos de la realidad y suceden cambios.

Lo negativo no te llega por casualidad

Ésta situación negativa es parte de tu realidad. No es una coincidencia que estés lidiando con este asunto, así que, es absolutamente correcto que te enfoques en ello.  Hay situaciones o problemas que no puedes seguir ignorando y hacer como que no pasa nada. Tienes que pararte un momento y preguntarte:

  • «¿De verdad esto es lo que yo quiero?
  • ¿Cómo me estoy sintiendo al respecto?
  • ¿Y qué es lo que quiero en su lugar?»

Porque lo que manifestamos en nuestra vida es un reflejo de nuestra vibración. Y si hay miedos o resistencias eso también afecta a lo que manifestamos. Hay cosas que no puedes seguir intentando ignorar porque cada vez la manifestación de eso que no nos gusta va a ser más grande y más desagradable para que al final no tengas más remedio que hacer algo. Si no se te manifiesta en las situaciones se va a manifestar en tu cuerpo, eso duele. Y cuando toca el cuerpo suele costar más deshacer la manifestación, porque se ha densificado mucho.

Así que sigue enfocándote en positivo pero sé honesto y no ignores lo que no te gusta en tu vida, y dale la vuelta!

Si te ha gustado este artículo, dale al me gusta y compártelo para que llegue a más gente.Y no olvides suscribirte para no perderte nada. Al final tienes un enlace para hacerlo. Además te llevas un regalo muy especial.

Como siempre, tus dudas, reflexiones y experiencias nos enriquecen a todos. Así que si te sientes inspirado a hacerlo, ahora es el momento, en los comentarios tienes tu espacio.

Nos vemos en la siguiente entrega. ¡Hasta muy pronto!

¡Un gran abrazo!

Raquel

 

DESCÁRGATE GRATIS MI PROGRAMA

"Las 5 claves para conectarte con tu INTUICIÓN"

Suscríbete a nuestro boletín sobre crecimiento transpersonal/ creación de realidad  y consigue acceso inmediato a este programa gratuito.

Nos tomamos tu privacidad muy seriamente. No hacemos spam.  Aquí tienes nuestra política de privacidad.

Debes aceptar la política de privacidad para continuar. En Felicidad Incondicional todos tus datos son 100% confidenciales. Te informo que los datos de carácter personal (nombre, email y otros datos que añadas)  que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Raquel Morales Borrego, como responsable de esta web, con cuidado y responsabilidad. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a Felicidad Incondicional y recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailerLite (proveedor de email marketing de Felicidad Incondicional) en la U.E. Estate tranquilo porque podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado dirigiendo tu petición a  raquelmorales@felicidadincondicional.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi página web.